Autosabotaje.

Y ella se dio cuenta que se auto saboteó, que mostró su peor versión, una vez más. Se preguntó ¿porque no mostré quien realmente soy?

La pregunta estaba de más, sabía que el miedo la había dominado, tanto así al punto de destruirse ella misma, pero finalmente ya estaba hecho. Así concluyó este pequeño pero eterno ciclo de amor, que el universo decidió unir, pero que el destino o la deidad no dejo que se enlazaran; Destino el cuál que si un ser humano decide puede cambiar, mejorar o dejar que pase y girar la página. Pero hay cosas por las cuales…

Sí, es necesario o se quiere se puede luchar con lo más recóndito de tú ser.

¿Que tal te pareció?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas